Cursos profesionales
de ilustración
en Madrid y online


La Escuela Minúscula

Quiénes somos

La Escuela Minúscula es un proyecto nacido en 2017, creado por ilustradores/as y para ilustradores/as. Un espacio no sólo para el aprendizaje profesional riguroso sino también para el descubrimiento autoral y personal.

Preguntas Frecuentes

Gran equipo docente

Tenemos el privilegio de tener muchas de las mejores ilustradoras e ilustradores de la profesión actualmente. En el aula se fomenta el compartir experiencias, empaparse de conocimientos y disfrutar del tiempo de clase.

Equipo Docente

Taller en el centro de Madrid

Nuestras clases tienen lugar en un espacio céntrico y renovado con buena iluminación natural, un acceso a un patio interior privado y todo el equipamiento necesario para la enseñanza de la ilustración y otras disciplinas creativas.

El Espacio

Proyectos

Testimonios

La escuela es un espacio ideal para personas que estén buscando aprender de profesionales y compañeros que provienen de entornos personales, académicos y laborales muy variados. La diversidad, en todos los sentidos, es bienvenida y se toma como una oportunidad para enriquecer el aprendizaje. ¡Para mí, las clases han sido una oportunidad para desarrollar la creatividad en el día a día, acompañada por gente muy chula y de la mano de grandes expertos del sector!

En mi caso buscaba un curso que impartiera diferentes ramas y nociones de la ilustración para descubrir mis intereses y aprender los conceptos imprescindibles. El curso intermedio ha satisfecho plenamente estos objetivos y ha abierto nuevos horizontes que nunca antes me había planteado. Algo que agradezco y valoro enormemente es la cantidad y la calidad de los recursos didácticos que ponen a disposición de los alumnos. Están planteados para que podamos continuar y profundizar en las materias impartidas por nuestra cuenta.

En resumen: ¡grandes profesionales, compañeros chulísimos y clases de alta calidad en un espacio muy acogedor!

Hice 2 cursos: intermedio y profundización y, sin duda, es el lugar donde aprender y entender de verdad ilustración. Me siento muy afortunada porque di con esta pequeña joya casi por casualidad. El ambiente fue insuperable y las clases estimulantes y divertidas. Estoy muy agradecida por la calidad del profesorado, su generosidad y cercanía. La cantidad de recursos plásticos y creativos que te aportan es increíble. Para mí fue un punto de inflexión, básicamente el momento en el que decidí dedicarme a esta profesión.

Tenía claro que quería dedicarme a la ilustración. Como tenía que combinarlo con otro trabajo, buscaba algo que me permitiera adaptar los horarios, pero a la vez intenso y exigente. Con la Minúscula fue un flechazo y no me equivoqué, es de las mejores decisiones que he tomado.

Primero el Curso Intermedio y después del de Profundización, y además alguno corto online. Los profesores son top y el planteamiento de los cursos encajaba totalmente con lo que yo necesitaba. Si te lo tomas en serio, hay que pasar muchas horas pensando, dibujando, componiendo, rehaciendo… Mucho curro, pero se aprende y se evoluciona sin parar.

Ganar el Premio APIM 2021 en la categoría de Nuevos Talentos ha sido una alegría infinita, y no habría sido posible sin el paso por la Escuela Minúscula, no tengo ninguna duda.

Estudiar en la Escuela Minúscula fue de las mejores decisiones que he tomado. Estoy encantada de todo lo aprendido y de haber conocido a gente estupenda con la que a día de hoy sigo teniendo una buena amistad. Los profesores y profesoras siempre están dispuestos a echarte un cable cuando lo necesitas 😊. ¡RECOMIENDO MUY FUERTE!

La escuela minúscula es lugar para experimentar, aprender y retarte a ti mismo mientras descubres o consolidas tu propio estilo. El mayor valor de la escuela y sus profesores, es que te ofrecen pautas y recursos que te acompañan en el camino, pero al mismo tiempo, dejan que el camino lo hagas tú, de manera libre, para soltarte y expresarte con tu propio lenguaje.

Aprendí a dibujar con la mano y con la cabeza y a afrontar la profesión de ilustradora desde una visión autoral. Y además lo hice rodeada de las mejores compañeras y profesoras.

Hice el curso intermedio y el de profundización hace ya tres años y a día de hoy siento que sigo aprendiendo de ellos. Cuando empiezo un proyecto nuevo, siempre repaso y pienso en los conceptos que estudiamos y en todos los profes que me dieron clase, tan cercanos y profesionales, y en todo lo que aprendí de ellos, tanto sobre ilustración como de la profesión en sí. Me dio muchas ganas de seguir dibujando e ilustrando y creo que si no hubiera ido a la escuela no sería ni parecido.

En la Escuela hay familia. Aprendí a pensar, aprendí a resolver, a reformular, a enfocar, a ser crítica, y además entendí que la ilustración es una profesión posible.

Mi experiencia fue maravillosa. Además de todo lo que aprendí (que supuso una apertura mental importante para el desarrollo y el conocimiento más profundo de la ilustración), el clima que había en las clases era muy bueno, tanto con los compis como con los/as profes. Se lo recomendaría a una persona que quiera empezar en el mundo de la ilustración y no quedarse sólo en la técnica.

Solicita información

    Nos ayuda mucho que nos digas cómo has conocido la Escuela ¡Muchas gracias!

    arrow_upward